Sermón: La Mesa de Dios

 
 

Tema: La Mesa de Dios


Lectura:

Salmo 23:1 (Salmo de David) Jehová es mi pastor; nada me faltará.

2 En prados de tiernos pastos me hace descansar. Junto a aguas tranquilas me conduce.

3 Confortará mi alma y me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

5 Preparas mesa delante de mí en presencia de mis adversarios. Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.


Texto de Oro:

Salmo 23:5 Preparas mesa delante de mí en presencia de mis adversarios. Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.


Intro:

  1. -Este Salmo comienza con la escena pacífica de un pastor con sus ovejas.

  2. -Este Salmo termina con otra escena, es decir “ Adversarios” y Dios que está invitando a David a que venga y se siente en la mesa que El ha preparado para el.



  1. 1.Una mesa preparada por Dios.


La fotografía del Judío el la guerra de seis días. Estaba en el campo de la batalla, sentado en un tanque. Tenía unos instantes libres, y usó este tiempito para leer la biblia.

Preparas mesa delante de mí en presencia de mis adversarios.


- En este momento estamos involucrado en una guerra espítual.

  1. -No necesitamos buscar demonios, pues los mismos demonios nos buscan para fastidiar; desalentar y tratar de pararnos en el camino.

  2. - Dios conoce la lucha de cada uno de nosotros.

  3. -Nos está invitando a olvidarnos por un tiempo a los adversarios espirituales, para sentarnos en Su mesa.


Isa 55:1 “Oh, todos los sedientos, ¡venid a las aguas! Y los que no tienen dinero, ¡venid, comprad y comed! Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.


Apo 22:17 El Espíritu y la esposa dicen: “¡Ven!” El que oye diga: “¡Ven!” El que tiene sed, venga. El que quiere, tome del agua de vida gratuitamente.


- Y ¿ qué está en el menu, para comer ?  Maná.



2. Unges mi cabeza con aceite:

  1. -Como hicieron con los invitados de honor.

  2. -Si te sientes a la mesa a comer, la unción de Dios se manifestará.

  3. -Es decir que para poder recibir la unción diaria, hay que sentarse diariamente en la mesa de Dios, y comer de su Maná.


- La guerra no es lo más importante, no, lo más importante es la Mesa de Dios y la comida que El le ha preparado.


Aplicación:

  1. -Por eso es tan importante tener nuestro tiempo matitino con Dios.

  2. -Ec 9:8 En todo tiempo sean blancas tus vestiduras, y nunca falte aceite perfumado sobre tu cabeza.



3.   mi copa está rebosando

  1. -Esto nos habla de abundancia.

  2. -El vino está rebosando, pues ya no cabe en la copa.


Lu 6:38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, sacudida y rebosante se os dará en vuestro regazo. Porque con la medida con que medís, se os volverá a medir.”


2Co 9:8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario, abundéis para toda buena obra;


Conclusión:

  1. -Dios nos está invitando a su mesa, para decanzar, beber y comer.

  2. -El quiere que disfrutemos su comida espiritual.

  3. -Al hacerlo El da su unción.

  4. -Y nuestra copa comenzará a rebosar.


  1. -Es un principio básico de espíritual.


¡ Qué el Dios de Paz le conceda sus abundantes bendiciones.

 

La Mesa de Dios